martes, 22 de marzo de 2016

HISTORIA (CASI) DE MI VIDA: Centenario de Blas de Otero y Día Mundial de la Poesía

Texto alterntivo





Historia (casi) de mi vida

El 21 de marzo, día mundial de la poesía, se celebró en Bilbao (este año 2016 en que se han cumplido 100 años del nacimiento de Blas de Otero) con un espectáculo teatral ideado y dirigido por Ramón Barea
con el asesoramiento de José Fernández de la Sota

La obra teatral está basada en el libro Historia (casi) de mi vida, en el que Blas de Otero nos lleva por una serie de capítulos fundamentales de su historia personal. El espectáculo se ha hecho con los actores Felipe Loza, José Luis Esteban, Mikel Losada e Irene Bau. La música y la escenografía son del dibujante, músico y crítico de jazz, Naiel Ibarrola.

Se escenificó esta obra (por primera vez) en el auditorio del centro cultural Azkuna (Alhóndiga) a las ocho de la tarde, con la presencia, entre el público, de Sabina de la Cruz.


Aquí reproducimos un texto de Blas que es en sí mismo una pequeña historia (casi) de su vida





COMO HICE YO


Me mandaron al colegio, primero al de María de Maeztu y luego a los jesuitas.
Mademoiselle Isabel me desató la lengua, y poco más.
Después vine a Madrid y estudié en la calle de Atocha con jarroncito de porcelana como todo el mundo sabe.
Luego volví a Bilbao y me pasaba el día estudiando Derecho Romano y después Derecho Mercantil.
Y entretanto iba leyendo y leyendo, y seguía leyendo por mi cuenta, y me quedaba leyendo.
Se puede decir que estoy al día.
Ha llegado pues el momento de interrogarme acerca de algunos hechos que desconozco, de algunos aspectos que permanecen más o menos impenetrables.
He ido al cine y he salido con la sensación momentánea de haber vislumbrado algo distinto.
He viajado mucho, he oído conversar en ruso, en francés, en chino, en euskera, en sueco y en leonés.
Me he adentrado por la física moderna y he llegado a la conclusión de que Einstein es un buen chico.
He desayunado.
He hecho el amor de diversas maneras, y el desamor con absoluta monotonía.
Ahora pregunto.
Cuándo veré a Latinoamérica al lado de Cuba, a todo lo largo del malecón.
Cuándo se levantarán nuevas barricadas en el barrio Latino y surgirá el Saint Antoin del silgo XX.
Cuándo cataplasmas.
Quién me habla por la noche, quién derrama la luz sobre los campos, quién compra.
Diversos enigmas se siguen ofreciendo a la inquietud del hombre, así que aquí mismo fecho y firmo y el que venga detrás que siga adelante como hice yo.