martes, 10 de julio de 2012

Pablo González de Langarika: Luz


De la esencia colmada por la sombra es la sustancia de
Ia luz. Cuando la noche desciende, la retina en el
acecho está perfecta.
Veo una esfera azul y un encaje de sangre sobre un
muro bañado en cales que no dañan. El vino no
contradice el hecho cuando duerme, ni la sombra engendra sombra de sí misma. No es la luz del universo la que avanza hacia nosotros sino la oscuridad que  se retira hasta los densos baluartes del silencio.