martes, 8 de diciembre de 2009

PABLO CASARES


Pablo Casares Gurmendi nació en San Sebastián en 1972.
Licenciado en Filosofía por la Universidad de Salamanca y Máster en Ciencia, Tecnología y Comunicación por la misma Universidad, trabaja como museólogo para la Fundación Ocenanográfica de Gipuzkoa.
Es autor de varias plaquettes y de los libros Fingiré que estoy de paso (Granada Literaria, Ayuntamiento de Granada, 2006), Notas a pie de vida (Editorial Eclipsados, Zaragoza, 2007), Días Prestados (Ed. Baile del Sol, 2009), Quiénes fuimos (Huacánamo, 2011) y Estamos aquí para quedarnos (El Gallo de Oro Ediciones, 2014).

En 2006 obtuvo el premio Javier Egea de Granada por Fingiré que estoy de paso.

Sus poemas han aparecido en varias revistas (Revista de Occidente, ExLibris, etc.) y en las antologías Cruzar el desierto, Resaca/Hank Over, Vida de perros, etc.
Colaboró también en la revista literaria bART.



ENLACES EXTERNOS

Pablo Casares en Las afinidades electivas

En la revista La sombra del membrillo
Cuatro poemas en Manual de Lecturas Rápidas para la Supervivencia

Poemas del libro Estamos aquí para quedarnos en Culturamas


POEMAS

Del libro Días prestados:



DÍAS PRESTADOS

Qué se puede hacer
cuando uno observa la orquídea
y piensa en cómo su delicada belleza anuncia
un hecho más profundo:
su deterioro,
o contempla el vuelo
de las aves
y tras ellas intuye
la detonación de los cartuchos.

La insistente presencia del tiempo
recordándonos
que estamos aquí de prestado.




PARECE SENCILLO

Cerrar los ojos,
prestar atención a las olas
cuando rompen en las rocas.
Sentir el viento y el sol.

Parece sencillo.
No lo es.

Reconocer que sigues vivo.




LOS MALOS PRESAGIOS

Una llamada en medio de la noche.
Los pasos de una sombra que nos persigue.
Un gesto que se pierde en la multitud.
Una carta sin remite…

son como las cucarachas,
pocas veces los ves
pero están por todas partes.




EL RESTO DE LA SEMANA

Los sábados por la tarde
nuestros cuerpos comparten
las mismas intenciones

por el barranco de tu espalda
se deslizan
con lentitud
todas las suspicacias
que nos dominan el resto de la semana.




VOLVIENDO A CASA

Una brillante frase
rotulada en el escaparate
de una inmobiliaria
llama su atención.
Se detiene ante la luz del local
que lo alumbra
como a un piso abandonado.



Del libro Notas a pie de vida:



LOS MARES DEL SUR

Los Mares del Sur
no se encuentran
en un reportaje
del National Geographic,
ni en los folletos
de una agencia de viajes,
ni en los libros de Stevenson,
Conrad o London.

Es en el trópico
de tu cuerpo
donde se encuentran
las aguas turquesas
los eternos atardeceres
y las complejas
colonias de coral.

Donde estés tú
estarán los Mares del Sur.




20 SEGUNDOS

Unas miradas
que se encuentran
en un café desierto,

un lunar
en tu cuello
que es capaz
de volverme loco,

y 20 segundos

para encender un pitillo
dar un trago al vino blanco
y ver cómo llega un tipo
que te besa
con la mitad de ganas
que lo hubiera hecho yo.




AMANECE EN RENO


En bata de franela
descalza
y con un emparedado
de mantequilla de cacahuete
entre los dedos
Jane
de Reno
mira pasar los coches
que van camino del trabajo
entre la espesa nieve

cuando
una niña
cruza la calle sin mirar




Un poema inédito:


ENCUENTROS

Por alguna razón
que no sabrían explicar
resolvieron no volver a verse.

No hubo grandes palabras,
tampoco exaltaron las impresiones
de sus primeros encuentros.

Abandonaron el hotel
con la sensación
de no haber perdido nada.